Notas sobre el debate renta mínima-renta básica

por Luis Sanzo

Lo que sigue son unas notas sobre el debate, en ocasiones áspero, entre quienes proponen diferentes formas de abordar la garantía de unos ingresos para reducir o eliminar la pobreza, publicadas por Luis Sanzo en Twitter el 10 de abril de 2016. Le siguen unas notas de Manuel Aguilar Hendrickson y una respuesta de Luis Sanzo.

Hay un punto clave de convergencia en el que la mayoría de los que participamos de este debate se sentirá a gusto. Se trata de la idea de un derecho a la existencia que es preciso hacer efectivo en una sociedad que se respete a sí misma.

El debate se inicia a partir del momento en el que se concreta la vía más apropiada para hacer efectivo este derecho a la existencia. Aquí es donde surgen muy diversos enfoques, con básicamente tres líneas en estos momentos:

a) La primera línea es la socialdemócrata clásica que, inspirada por los sindicatos y el PSOE, aspira a redefinir el modelo de protección. Su modelo es claramente una mejora de los instrumentos de protección centrados en la seguridad social, con una desconfianza creciente hacia la intervención desarrollada por las comunidades autónomas en el ámbito de su competencia constitucional de «asistencia social». Esto es algo menos evidente en sectores del PSOE vinculados a la política autonómica que sí consideran la acción complementaria de las comunidades autónomas pero siempre como complemento.

b) El contramodelo es la propuesta de Renta Básica que, en la práctica, implica redefinir la sociedad en torno a esta renta básica que, de facto, se presenta como una alternativa social global a la tradición proteccionista basada en la Seguridad Social. En España, en parte por influencia de la propuesta Pinilla/Sanzo, la gestión de esta renta básica se plantea en general por la vía fiscal.  Debo matizar que siempre me he opuesto a avanzar hacia la renta básica liquidando la Seguridad Social y soy partidario de tomar sus prestaciones como base para ir generalizando una modalidad de ese tipo. Creo que Pinilla comparte también esta visión.

c) La tercera vía es la de la Renta Mínima Garantizada que se ha propuesto en Cataluña y que, en cierta forma, ha recogido en España Podemos. En mi opinión, esta propuesta combina dos ideas:

  • Recoger la idea básica de la aproximación renta básica de hacer efectivo el derecho a la existencia, superando los límites de la aproximación socialdemócrata clásica basada en la política prestacional de la Seguridad Social, históricamente insuficiente, y
  • Ofrecer una solución viable para conseguir el objetivo, en unas condiciones financieras duras, asumiendo que la aplicación de una renta básica de cuantía suficiente resulta inviable a corto plazo.

Una manifestación de esa inviabilidad económica es el contenido del pacto PSOE-Cs, en el que el incremento de gasto en aspectos relacionados con prestaciones para el derecho a la existencia se sitúa en unos 7.000 millones, alrededor de un 0,65% del PIB. Eso hace inviable políticamente no ya una renta básica de cuantía cercana al umbral de pobreza sino incluso la propuesta inicial de Podemos de Renta Garantizada.

Debe señalarse que la aplicación de la Renta Garantizada es, en cierta forma, una extensión y mejora de la innovación que supusieron las rentas mínimas autonómicas, en particular la del País Vasco. En gran medida, recogen sus planteamientos de garantía de ingresos básicos, aunque limitando la dimensión de contraprestación para la inserción, que se incorporaba en muchas de estas rentas mínimas.

Respecto a lo anterior, hay que valorar el esfuerzo de actualización de políticas que se están realizando en la actualidad en relación con las rentas mínimas de las comunidades autónomas, en particular en Aragón o Navarra, pero también en Euskadi. Asturias, etc, donde hay una reflexión abierta. En términos prácticos, las rentas mínimas de estas comunidades autónomas ha sido clave para que sean hoy, en general, las comunidades autónomas menos afectadas por la pobreza.

A la vista de lo anterior, ¿qué posición debería adoptarse ante las diferencias de opciones por quienes defienden el derecho a la existencia?

Propongo las siguientes ideas:

A. Respetar las distintas iniciativas que vayan en la línea de hacer efectivo ese derecho a la existencia

B. Evitar introducir medidas que impidan actuaciones complementarias, por ejemplo cláusulas de Seguridad Social o de fiscalidad que impidan la actuación de las comunidades autónomas en el marco de sus competencias constitucionales de «asistencia social».

C. Desarrollar, dentro de cada marco de intervención, las actuaciones que sean razonables dentro del mismo. En el caso de las rentas mínimas autonómicas, esto significa asumir que no pueden constituir eje central de la política de garantía de ingresos, basada en la Seguridad Social, la fiscalidad y la renta básica en su caso, sino que deben cubrir los límites de esos sistemas cuando sea necesario, tal y como hacen hoy con evidente éxito en sitios como el País Vasco o Navarra.

Por su parte, los defensores de vías de Seguridad Social deberían asumir los límites con frecuencia asociados a las bajas cuantías de sus prestaciones, y los defensores de la renta básica deberían  admitir los riesgos de un modelo basado en una renta básica de muy baja cuantía, aceptando la posibilidad de vías de actuación como la Renta Garantizada o las actuales rentas mínimas autonómicas cuando resulten necesarias.

D. Y, finalmente, si no es posible el respeto mutuo y el entendimiento, hacer lo que de facto hacemos ahora, quedarnos cada cual en nuestros respectivos mundos. Pero viendo los puntos en común (defensa del derecho a la existencia) y lo difícil de conseguir avances, propondría reflexionar sobre la necesidad de garantizar ese respeto mutuo para prevenir añadir a las dificultades que ya tenemos un machaque que el debate no justifica. En mi opinión, el debate nunca justifica el machaque, pero ya digo es que es mera opinión personal.

Respuesta de Manuel Aguilar Hendrickson

Trackbacks

Un Trackback

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Hungry Grass

Inequality and its discontents

Mark Carrigan

Digital Sociologist and Social Media Consultant

Educació Transformadora

Educació Social, Cultura, Gestió Comunitària, Circ Social, Animació Sociocultural i altres enginys.

rightsinreality

Thoughts on the crossroads of law, politics and society - for when 140 characters just won't do. This blog contains general information and commentary on legal matters. It is not intended to provide legal advice. This blog discusses the law in England, unless otherwise stated.

El blog de Javier López Blog de CCOO de Madrid

El blog de Javier López Blog de CCOO de Madrid

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: